Fachada occidental

La restauración se comenzó en el año de 1988 y se dio por concluida en el año de 1999; en el año 2001 se realizó la intervención de la fachada occidental (más conocida como la culata) cuando es derribada la antigua "casa vieja" y el arquitecto Rodrigo Restrepo diseña la propuesta para esa culata, que consistía en abrir unos ventanales al final de los corredores de la nave de Calibío y los balcones ubicados en los corredores que llevan hacia los servicios sanitarios, teniendo así una comunicación visual y cultural con la plazuela de las esculturas.